Tiempo de lectura: 2 minutos

El cultivo de productos agrícolas para la industria alimentaria debe llevarse a cabo en condiciones de resguardo. Para ello, existen invernaderos que permiten la producción libre de amenazas como hongos, plagas, enfermedades y contaminación además de que protege la siembra de condiciones ambientales como la lluvia, el granizo, los vientos y la nieve.

 

La construcción de este tipo de invernaderos debe respetar a una serie de pasos y contar con ciertos materiales específicos. A continuación enlistamos los puntos más importantes en cada etapa de construcción y los materiales recomendados:

 

  1. Para la construcción de la estructura metálica deberá contar con tubos galvanizados de 2 pulgadas, que más adelante se instalarán en el perímetro del invernadero, mientras que para el centro del mismo, se necesitarán tubos de una y ½ pulgadas y para el techo tubos de ¼ de pulgada en forma de arco que se colocarán a manera de soporte para las cubiertas de plástico.
  2. La distancia frontal del invernadero será de siete metros y las laterales de 4 metros entre poste y poste.
  3. La profundidad de los postes será de 60 cm. Fundidos en cemento, cada uno de estos tubos lleva un temple al suelo con cable de acero.
  4. En seguida, se instalarán los arcos, tarea que consiste en subirlos y empotrarlos en las partes altas de los tubos, pero un detalle: antes de hacerlo deberán ser recubiertos con pintura blanca de agua en las partes donde se apoya el plástico, con el fin de repeler el calor y maximizar su durabilidad.
  5. Para asegurar las cubiertas plásticas se colocarán cables acerados y encima de cada tela, una soga pisadora con protección UV, de cinco milímetros, hasta formar una “x” entre arco y arco. En los extremos se usarán ganchos de referencia 5019-10 y una grapadora industrial especial para plástico.
  6. Para realizar cerramiento, se utilizará una malla en la parte media; tela de muselina en la parte alta y una capa de plástico con grosor de 50 centímetros que irá enterrado en el suelo para evitar la entrada y proliferación de fauna rastrera.

 

Otro aspecto a tener en cuenta es que, al término de cada uno de los pasos anteriores, será necesario dar mantenimiento general a la estructura, lo que implica las siguientes medidas preventivas:

 

 

En IPASA podemos proveerle de estos y otros materiales requeridos como tipos de rejas, rollo de alambre de púas, malla ganadera, criba, rejas para jardín, malla pollera y brindarle asesoría especializada para un proyecto durable y altamente funcional. Contáctenos y maximice las ganancias de su inversión en cultivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *