Contacto


Llamános al (55) 4742-1057
ventas@ipasa.mx

Rejas de acero: su mejor protección

Tener la certeza de que cualquier espacio que se pretenda resguardar se encuentre efectivamente protegido, no es una cuestión que se deba dejar a la ligera y, aunque las opciones para cercar el perímetro de una propiedad son varias, no todas ofrecen tantos beneficios como sucede con la reja de acero.

 

Cercas de madera, bardas de concreto y alambradas, difícilmente cuentan, en general, con tan buenas prestaciones, puesto que, si bien en unas el costo es menor, la protección también lo es, o la instalación es más complicada, los materiales menos durables y, en fin, casi ninguna aporta las grandes ventajas de una reja de este tipo. Algunas de las más destacadas son:

 

  • Resistencia climática: a diferencia de las cercas de madera, que necesitan constante mantenimiento, su constitución de acero y su cubierta en pintura le brindan gran durabilidad aun en sitios en donde las condiciones climáticas suelen ser más extremas o agresivas, como en la playa y en lugares muy fríos o calurosos.
  • Protección: de igual manera, su fuerte composición la hace difícil de vulnerar con cizallas, mientras que su estructura electrosoldada y postes estrechos impiden que sea fácilmente escalable.
  • Precio: resulta una opción más accesible que levantar un muro de ladrillo o que estar reparando constantemente una cerca de madera, que a la larga implicará también un costo mucho mayor.
  • Instalación: su fácil colocación supera por mucho a los trabajos necesarios para hacer algo similar con materiales de construcción o madera, lo que permite levantar rejas de hasta 2.5 metros de altura en muy poco tiempo.
  • Versatilidad: diferentes modelos y alturas pueden adaptarse a casi cualquier espacio. Su instalación por medio de una red de postes en los que se fija la reja permite que ésta pueda ponerse en todo tipo de terreno.
  • Acabados seguros: la uniformidad de sus materiales evita accidentes comunes con otros tipos de instalaciones, como cortes y rasguños derivados de recargarse o asomarse por la estructura. Filos y puntas que pueden encontrarse en trabajos de herrería, o astillas y podredumbres que pueden hacer que caigan trozos de madera, son algunos de los escenarios que de ninguna forma ocurren con una reja de acero.

 

Por todos estos beneficios, estas estructuras son utilizadas frecuentemente en parques y escuelas, zonas residenciales e industriales, zoológicos, camellones, entre otros lugares.

 

En IPASA podemos hacer la instalación de reja de acero que requiera justo a la medida de sus necesidades. Contáctenos y solicite una cotización.

×
Este campo es requerido *
Nombre:
E-mail:

Teléfono:

Estado:

Comentarios:
Cotice Aquí