El alambre galvanizado se oxida, ¿cómo prevenirlo?

¿Cómo evitar la oxidación del alambre galvanizado?

Tabla de contenidos

Tiempo de lectura: 2 minutos

El alambre galvanizado se oxida y es importante comprender los motivos por los cuales sucede este proceso para evitar problemas mayores en su utilización y saber cómo prevenirlo. En este artículo le explicaremos todos estos detalles.

¿Qué es el óxido o corrosión?

Son alteraciones físicas y químicas que surgen a partir de determinados agentes naturales; aunque se considera como un enemigo del metal, es importante entender que se trata de un suceso que busca volver el hierro a su estado primario: el óxido de hierro.

El problema es que, durante este suceso, las propiedades mecánicas del metal se ven expuestas a una transformación tangible; lo que en muchas ocasiones se traduce a daños irreversibles.

 

Alambre galvanizado

Se utiliza la galvanización del acero para proteger y contrarrestar la corrosión generada por distintos factores; este recubrimiento se genera a partir de una o varias capas finas de zinc y existen una amplia variedad de métodos para hacerlo.

 

¿Por qué el alambre galvanizado se oxida?

Aunque el alambre galvanizado es intervenido con estas capas de zinc, es importante entender que hay ciertas condiciones que pueden llegar a afectar:

  • Daño en el recubrimiento de zinc: esto puede ocurrir durante el transporte o la instalación de este material.
  • Exposición a productos químicos corrosivos: hay ciertas sustancias químicas o ácidos fuertes que degradan la protección del zinc y aceleran la oxidación.
  • El ambiente: los espacios con un grado alto de humedad, salinidad o contaminantes atmosféricos pueden aumentar el tiempo en el que se logra la corrosión.
  • Daño mecánico: los golpes, la fricción o deformación son factores que condicionan el estado del alambre galvanizado.
  • Falta de mantenimiento: la falta de limpieza adecuada puede afectar este componente, ya que se registra una acumulación de contaminantes en la superficie.

 

¿Cómo evitar la oxidación del alambre galvanizado?

Hay cuatro puntos esenciales que garantizan el mejor estado del alambre galvanizado:

  • Limpieza: con agua y jabón suave es posible retirar el polvo o la suciedad que perjudica al zinc.
  • Almacenamiento adecuado: guárdelo en un espacio limpio, seco y bien ventilado para mayor protección.
  • Instalación adecuada: asegúrese que su manipulación sea la correcta para evitar daños antes de utilizarlo.
  • Protección adicional: para evitar daños por el medio ambiente, es posible buscar opciones con más capas de zinc.

En IPASA contamos con materiales de alta calidad para todo tipo de proyectos; ingrese ahora y solicite la cotización de alambre galvanizado o alambre de púas. Somos especialistas en la producción y transformación de acero; contáctenos al (55) 4742-1057 o por el correo electrónico ventas@ipasa.mx.